14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ximo Puig durante su discurso institucional
Ximo Puig durante su discurso institucional

Puig exige una financiación autonómica y dice que "la paciencia tiene un límite"

El presidente de la Generalitat pide, en el discurso institucional del 9 d'octubre, combatir la demagogia y la competencia desleal en los impuestos que realizan algunas comunidades

| Beatriz Muñoz Edición Valencia

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reclamado hoy, durante su discurso institucional en la celebración de la festividad del 9 d'octubre, la necesidad de que "España salga ya de la parálisis institucional" y que haya un Gobierno estable que reforme el sistema de financiación, rescatando así una vieja reinvindicación.

En presencia del líder nacional del PP, Pablo Casado, y del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha señalado que "resulta intolerable que algunos territorios de España -refiriéndose a la Comunidad de Madrid y otras autonomías gobernadas por el Partido Popular que apuestan por la rebaja de impuestos- apliquen un 'dumping fiscal' que, en la práctica, permite la aparición de paraísos fiscales dentro del Estado".

Una actitud que ha calificado de "antipatriótica" e "insolidaria" que pervierte "un sistema de éxito" como el Estado de las Autonomías. En esta línea, "frente a las demagogias basadas en falsedades" ha apuntado que es "imprescindible que la Comunidad Valenciana rechace las tendencias recentralizadoras que están contagiando peligrosamente a un espectro de la política.

Pablo Casado y José Luis Ábalos en el acto institucional del 9 d’Octubre

En el discurso institucional que acompaña la entrega de distinciones del Gobierno valenciano, Puig ha indicado que "es básico defender con fuerza el autogobierno (valenciano) y el Estado de las autonomías". Así, ha puntualizado que, desde la lealtad, hay que hacer que la organización territorial sea más justa. Solo llegados a este punto, Puig ha levantado la voz: "Ahora bien, la paciencia, señoras y señores, tiene un límite".

Ante la crisis migratoria del Mediterráneo, ha pedido "no caer en la misma intolerancia que abocó a la expulsión de musulmanes, judíos, moriscos o republicanos de nuestra tierra", defendiendo la tolerancia y "los valores ilustrados como el mejor legado del Viejo Continente". Y ha alertado: "Permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen".

Ha prevenido así sobre "el proteccionismo cultural, tanto o más peligroso que el arancelario recuperado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra la naranja valenciana" y de los populismos como "el caballo de Troya para erosionar los valores europeos". Frente a ello, ha puesto en valor luchas sociales como el feminismo, "el espejo donde podemos ver reflejados lo mejor de nosotros".

También ha tenido un momento para hacer balance de legislatura y ha recordado su primer discurso institucional, hace cuatro años, para decir que la situación ha mejorado. "Hemos propiciado un marco de estabilidad, honradez y diálogo social que ha hecho posible la reducción del paro y el aumento del turismo y la exportación. Hemos puesto a las personas en el centro de la política, ampliando sus derechos en sanidad, dependencia o educación", ha afirmado.

Diversidad y riqueza de la Comunidad Valenciana

Puig ha centrado su parlamento del 9 d'Octubre en defender la diversidad y riqueza de la Comunitat de hoy frente a la que representan las pinturas del Salón de Corts, un mural en el que "todos son hombres, blancos, de clase privilegiada y edad avanzada, con solo una mujer en plano secundario".

Frente a este retrato de "una sociedad homogénea, cerrada y excluyente", ha celebrado que "por fortuna, las cosas han cambiado y somos una tierra diversa y de igualdad", donde 500 kilómetros de costa conviven con montañas emblemáticas como el Penyagolosa, la Sierra de Aitana, la de Irta o el pico del Montgó. Haciendo suyas las palabras del cantautor Raimon, "una tierra donde empieza la huerta y acaba el secano".

También ha sacado pecho de una Comunitat "culturalmente diversa; una tierra que ha asimilado el legado cultural de todos los pueblos que la han habitado: de los íberos a los musulmanes, de los romanos a los cristianos". "Somos una tierra diversa en orígenes, paisajes, lenguas, géneros, orientaciones sexuales, ideologías e identidades. Y esa es nuestra gran riqueza", ha aseverado.

Por todo ello, tras ensalzar a todos los premiados del 9 d'Octubre como "lo mejor del pueblo valenciano", ha alabado a todas las ciudades que conforman la "espina dorsal" y "son el corazón que hacen bombear cada día la Comunitat". En definitiva, "la mejor tela para coser la Comunitat Valenciana cuando cumplimos 781 años juntos como pueblo; la más grande de nuestras conquistas, la conquista de la igualdad".

Rosa Serrano, Alta Distinción de la Generalitat

Rosa Serrano: "He recuperado para mis hijos la lengua de mis padres"

La escritora y editora Rosa Serrano, condecorada con la Alta Distinción, ha pronunciado un breve discurso en el que ha puesto en valor la lengua valenciana como transmisión de cultura y conocimiento. "He recuperado para mis hijos y nietos la lengua de mis padres. La descubrí tarde, pero la descubrí para siempre".

Rosa Serrano es escritora y editora. Dirigió Tàndem Edicions, fue miembro de Consell Valencià de Cultura y es autora de numerosas novelas, libros de poesía y la adaptación para lectores infantiles de las 36 Rondalles Valencianes de Enric Valor. Junto a Serrano han sido reconocidos el poeta Francisco Brines; Laura Pastor, única mujer de 'los 10 de Alaquàs' detenidos en 1975 cuando trataban de crear el Consell Democràtic del País Valencià, recientemente fallecida y el diseñador Francis Montesinos.

La Generalitat reconoce a las fuerzas civiles y militares que actuaron en la DANA y a título póstumo a Camilo Sesto, Carme Miquel y Llorenç Giménez.